Trucos para dejar de estar hinchada

Trucos para dejar de estar hinchada seguramente les ha pasado, hacemos dieta, vamos al gimnasio religiosamente, comemos sano, hacemos los detestables abdominales… Entonces, ¿por qué demonios tienes la panza hinchada? Aparece así, de la nada, sin nosotras saber muy bien de dónde ha salido, pero ahí está, sin intención alguna de irse. ¿Qué podemos hacer para deshacernos de ella? Apunta estos trucos porque te van a venir de perlas.

Trucos para dejar de estar hinchada

2. Hazte adicta a estos alimentos.

No, no son los superalimentos de moda ni frutas exóticas, sino de ingredientes de toda la vida que se encuentran en cualquier cocina. El apio, zanahoria, limón, espárrago, piña y pepino. Sus propiedades diuréticas y depurativas son de sobra conocidas, y además favorecen las digestiones, de manera que la hinchazón desciende considerablemente.

Trucos para dejar de estar hinchada

3. No rush

¡Olvídate de la prisa al comer! Baja las revoluciones un momento. Si la forma habitual de alimentarte es muy presionada debido al estrés, lo único que estás logrando es introducir aire al estómago, lo que se traduce en gases.

La relajación profunda es clave para tener una buena digestión. Opta por disminuir la tensión, respeta tus tiempos y adopta una actitud de completa serenidad a la hora de estar en la mesa.

Trucos para dejar de estar hinchada

4. Cena con conciencia

No abuses de los líquidos en el último alimento del día, bebe poco y mastica cada bocado mínimo 20 veces con la boca cerrada.

Intenta no irte a la cama con el estómago lleno, lo ideal es esperar a que pasen de 2 a 3 horas después de haber comido. Es importante que tengas en mente que por la noche el intestino trabajo mucho más lento y la comida que se queda en tu estómago se fermenta causándote hinchazón.

5. Sí, tienes que beber más agua.

Parece un algo tan equis, que todos los días te dicen, pero es de suma importancia. Al principio creerás que es contraproducente, pues si no estás acostumbrada, los primeros días puedes sentir que el abdomen se hincha más. Sin embargo, toda la retención de líquidos que está aumentándolo se irá drenando poco a poco, y en una semana verás los resultados. Sólo has de convertirlo en un hábito y ser fiel, ya verás como esos dos litros de agua marcan la diferencia.

Trucos para dejar de estar hinchada

GuardarGuardar

0

Deja un comentario