#TrendyGirl: Enamorate nuevamente… de tu trabajo

Enamorate nuevamente… de tu trabajo

En algunas ocasiones la vida da un giro inesperado y tal vez terminamos en un trabajo el cual no es nuestro trabajo soñado pero nos ayuda a pagar la renta, mantenernos y a ahorrar o si es nuestro trabajo de ensueño pero por circunstancias de la vida perdemos la motivación. Es por eso que hoy te decimos como encontrar la motivación necesaria para enamorarte de tu carrera profesional.

Estar en automático y sin motivación alguna en el lugar donde pasas la mayor parte de tu día —y vida— terminará por desgastarte tu alma. Debes buscar la forma en que las actividades o hobbies que te encantan y llenan de energía se conviertan en tu nuevo trabajo o,  descubrir la manera de compaginar ambas para reencontrarte con lo que te inspiró a aceptar tu trabajo actual en un principio.

Cambia tu perspectiva

Desde que te alistas en la mañana para ir al trabajo, piensa en nuevas ideas que puedes implementar, algún proyecto que te gustaría proponer, cómo puedes mejorar en tus resultados, qué te hace falta dominar y cómo puedes prepararte para lograrlo, cambia tu actitud hacia tu trabajo y veras increíbles mejoras.

Si no te esfuerzas por encontrar motivación en lo que haces, será muy difícil que la halles en tu jefe, en un aumento o que nuevas tareas te la brinden. Siempre hay algo que aprender o desarrollar. Si no lo hay (y esto significa que dominas perfectamente cada rincón de tu puesto), entonces quiere decir que estás sobrecalificada y es el momento adecuado para pensar en un cambio.

Sé la más curiosa

Observa, pregunta, escucha las respuestas, toma notas y lee mucho. Conviértete en una esponja, absorbe cuanta información te sea posible, experimenta e identifica tus fortalezas. Piensa cómo puedes introducir tus habilidades en tu trabajo. También prepárate para evolucionar mientras creces y encontrarte con nuevos talentos que no creías tener.

Ríete del miedo

El camino para encontrar tu pasión requiere tomar decisiones que te asusten lo suficiente, pero que no te dejen en un estado de miedo constante.

¿Qué es lo peor que puede pasar si te propones para liderar ese nuevo proyecto y te dicen que no? ¿Y si te dicen que sí? ¿Qué pasa si renuncias para emprender y luego decides que lo tuyo es el mundo corporativo? Absolutamente nada. La vida seguirá y tú continuarás buscando nuevas metas. Anímate, las oportunidades hay que tomarlas.

Busca entre tus hobbies

Quizá ya intentaste darles la vuelta a todos los trucos motivacionales que has escuchado y, por más que te esfuerzas, la pasión no llega. Bueno, es momento de elaborar una lista de lo que te gusta hacer. Tal vez entre uno de tus hobbies se encuentra tu verdadera vocación.

Si concluyes que te encantan la escritura, la panadería, el marketing y las relaciones públicas, ¿cómo puedes unirlas todas con una misma idea? Puedes dedicarte a hacer RRPP de cuentas gourmet, poner una panadería y entregarte a la mercadotecnia de tu tienda; dar clases de branding o escribir copy para una agencia con cuentas culinarias. ¡O mejor todo junto!

La idea es que busques ganarte la vida combinando lo que sabes hacer y disfrutas enormemente.

 

0

Deja un comentario