#ThMan: Let us do the Hard Work

Let us do the Hard Work

Hay un viejo refrán que dice que si comes una rana viva cada mañana, tendrás la satisfacción de saber que probablemente es lo peor que harás todo el día.

Si eres de los hombres que nunca se ha hecho un pedicure, probablemente nuestras chicas deberán comerse la rana viva antes de ver tus pies. Pero ése no es el punto. Te daremos sencillos tips para que puedas hacerte un mini pedicura en casa y luego vengas con nosotros.

Quita la piel muerta

La piel gruesa, dura y amarilla (espero que no estés comiendo) sobre los talones y las bolas de los pies no sólo es antiestética, también puede conducir a la sequedad, agrietarse y actuar como un cultivo para las bacterias. Nosotros te aconsejamos el uso de una piedra pómez o una lima de pie para eliminar gradualmente la piel escamosa y restaurar la piel.

Elimina el mal olor

Hay por lo menos dos millones de glándulas sudoríparas en todo el cuerpo, 250.000 de las cuales se encuentran en los pies. Aumento de mercurio y horas en zapatos no transpirables puede enviar estas glándulas en la saturación y hacer que el olor horrible mismo está tratando de escapar de sus zapatos tenis de deporte.

Como consejo, nunca utilices el mismo par de zapatos. Alternalos de manera en que puedan secarse y luego volver a usarlos.

Haz el mantenimiento

Si no estás acostumbrado a hacerlo, es momento de que vengas a Talkin’Heads por lo menos una vez al mes a hacerte el Pedicura de temporada para que puedas mantenerlos sanos y de la mejor manera.

 

 

0

Deja un comentario