#THMan: La fusión barbero y estilista para el corte masculino

Nos gustó la explicación en www.peluqueriaaldia.com  y queremos que abras tu mente a este nuevo concepto “La peluquería es diseño. Ya sea que se corte el cabello, se lo peine o se haga color. Los estilistas utilizan su creatividad y habilidades técnicas para ofrecer un servicio profesional y creativo al cliente. Muchos peluqueros pueden no ser conscientes de todas las decisiones respecto al diseño que toman. Pero, como el pintor frente al lienzo, el estilista es un artista del cabello, y debe aprender el lenguaje básico para luego adaptar sus conocimientos apropiadamente a cada situación, dejando la marca de su estilo personal. El profesional debe sentirse seguro de poder atender a cualquier persona que entre a su salón, ya sea una clienta de avanzada edad que quiere una permanente, o el joven audaz que quiere el último grito de la moda.

Para poder adaptarse, es importante que el estilista esté abierto a perfeccionar y expandir sus habilidades técnicas para ofrecer un servicio completo en conjunto con saberes de otras áreas de la moda, orientadas a la creación de la imagen total.”

Esa fusión ya existe en Guatemala, Talkin’Heads es un salón único que te presenta esa combinación perfecta barber/ stylist que tienen tendencias evolución de los rituales de belleza masculina y que ellos mismo piden cuando encomiendan su barba a un profesional de la imagen personal.

mentalk-22-01

El concepto de T.H. Man, es un ambiente especialmente dedicado a ese hombre que le gusta verse bien y tener un estilo acorde a las últimas tendencias; pero en manos de expertos que son barberos y estilistas a la vez. Un giro masculino totalmente innovador para Guatemala, en donde la fusión de dos artes con el cabello hacen un diseño con técnica y donde es evidente la creatividad para la creación de ese corte que anda buscando el hombre moderno. Lee algunas razones por que debes estar con los expertos que no pierden de vista ningún tip de la lista:

“Busca referencias del corte de pelo que tienes. En esto, debes ser realista. Toma en cuenta tu tipo de pelo, el largo que tienes y la disponibilidad de tiempo con la que cuentas para arreglarlo.

Si el cambio que quieres es muy drástico, lo mejor es hacerte dos sesiones. La primera, con un corte aproximado al que se quiere, pero un poco más largo. En la segunda, ya hacerse el corte definitivo. Esto para evitar decepciones y para ver si el corte cumplirá con las expectativas y no se tengan problemas acostumbrándose a él.

Hay que prestar atención a la forma de la cabeza y de la cara. No todas las modas o cortes van a todas las personas. Lo mejor es que consultes con la persona que te cortará el pelo si la opción que quieres es la adecuada para ti.

Pregunta qué mantenimiento requiere el corte que deseas. Las tendencias actuales, que se basan en disminuciones o degradados en los lados y la parte superior larga, requieren retoques al menos cada 15 días. Esto para que el estilo no pierda la forma y sea fácil de peinar.

Piensa en romper paradigmas. Antes, se pensaba que muchos cortes eran aptos solo para ciertas profesiones o para algunos tipos de trabajo. Ahora, el hecho de que seas abogado o trabajes en cierto lugar, no quiere decir que debas llevar un peinado aburrido. La vida moderna te permite probar cosas nuevas, que conservan la elegancia.

Debes saber qué tipo de producto se requiere para mantener el look que quieres. Usar los productos indicados, te asegurará verte bien siempre y lograr una apariencia más pulida. En este tipo de productos, no escatimes gastos. Compra lo mejor que te permita tu presupuesto.

Considera opciones más drásticas para lograr el look que quieres. Por ejemplo, si tu pelo es ondulado o colocho, puedes realizarte un alisado o tratamiento. No sientas pena. Muchos hombres se someten a este tipo de tratamientos para lograr un look distinto.

Llega con el pelo limpio y con tiempo disponible. Tener productos puede atrasar el proceso, ya que hay que lavar el pelo o la textura de este se altera. También, evita las prisas. No hay nada peor que apurar a alguien que está cortando pelo. El resultado que obtendrás puede decepcionarte. Un buen corte toma tiempo.

Nunca te hagas un cambio de look antes de un evento importante. Si quieres impresionar a los demás, hazlo un par de días antes. Si no te agrada el cambio, podrás ver de qué forma lo solucionas. Si te cortas el pelo un día antes del evento, no tendrás tiempo para buscar una solución y acabarás etiquetado en muchas fotos con un mal peinado.”

Por Mynor Véliz en Diario Digital

0

Deja un comentario