Rizado de Pestañas

Lucir unas pestañas perfectas es fundamental para que tu mirada ofrezca ese brillo especial y profundidad deseados, pero, no todas las mujeres nacimos con la suerte de tener unas pestañas infinitas, y, a veces, el maquillaje tampoco es la solución. Cuando no se quiere optar, tampoco, por las pestañas postizas o las extensiones y las pestañas son rectas, con remolinos o cortas, la permanente o rizado de pestañas es una muy buena opción.

El procedimiento de rizado de pestaña o permanente consiste en aplicar un líquido sobre las pestañas y se enrollarlas en un aparato especial, con el que se aplica presión y temperatura, consiguiendo así que las pestañas tengan una curvatura perfecta que hará que tu mirada se realce. Una vez hecho esto, debes esperar al menos 24 horas para maquillarte.

Ventajas

  • En primer lugar, es un tratamiento indoloro y que apenas te llevará unos 30/45 minutos, además de que verás el efecto de forma inmediata.
  • Tus ojos se verán más grandes y las pestañas más gruesas.
  • Es una alternativa a los rizadores de pestañas, esos que en tantas ocasiones acaban por partirlas.
  • Te permitirá olvidarte del maquillaje. Tus ojos lucirán, siempre, como recién maquillados, por lo que ahorrarás tiempo por las mañana para verte perfecta y tu bolsillo también lo notará (no será necesario comprar rímel)
  • Siempre es mejor trabajar con tu propia pestaña que incorporar otras postizas.

Inconvenientes

  • Al igual que puede suceder si nos hacemos una permanente en el cabello, al usar estos productos puedes sufrir, en los días posteriores al tratamiento, algún efecto secundario como irritación o sensibilidad en los ojos o una reacción alérgica. Por ello, para evitar cualquier tipo de riesgo es muy importante que el tratamiento sea realizado por un profesional especializado.
  • Estos tratamientos llevan un cuidado especial posterior, por lo que deberás invertir tiempo, así como dinero, en productos especiales, como un aceite de almendras, si quieres que el resultado esté perfecto por más tiempo.
  • No es algo permanente. El efecto dura entre 3 y 6 meses, dependiendo de tus pestañas y de los cuidados que sigas, por tanto, tendrás que estar exponiendo tus ojos a estos riesgos, una y otra vez.

 

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

0

Deja un comentario