¿Qué tipos de extensiones hay?

Las extensiones de cabello son perfectas para todas las que queremos agregar unos centímetros o volumen a nuestra melena en segundos pero ¿sabias que existen distintos tipos de extensiones de cabello? Hay muchísimas opciones por lo que hoy te contamos cuales son las más comunes para que elijas las que son ideales para ti.

Tipos de extensiones temporales

Las extensiones de temporales o las quita y pon, es un tipo de extensión no permanentes. Son las más comunes ya que son fáciles de poner y quitar, se suelen utilizar para ocasiones especiales, te permiten añadir longitud y volumen a tu melena en cuestión de segundos. Te las pones tú misma, se pueden peinar y moldear con cualquier estilo y las encontrarás de varios largos y colores. Según el sistema que utilizan para fijarse, hay dos tipos de extensiones de cabello:

Extensiones de clip

Las extensiones de clip son cortinas de cabello que se fijan mediante unos clips o peinetas que llevan en su parte superior. Se colocan disimuladas entre las capas del cabello y el resultado es una melena que puede ser más larga, siempre tendrá más volumen y resultará fácil de moldear. Dentro del sistema de extensiones temporales o de quita y pon, las extensiones de clip son sin duda las favoritas.

Pros: Fácil y rápido de colocar. Te las puedes quitar y poner todos los días.

Contras: Si buscas tener las extensiones todos los días puede resultar tedioso tener que poner y quitarlas todos los días pero con el tiempo puede ser parte de tu rutina diaria y sólo te toma 2 minutos.

Extensiones de hilo invisible

Las extensiones invisibles consisten en un postizo natural que permite aumentar la longitud y el volumen de tu cabello en pocos minutos, con un sencillo método de colocación: lo que se fija es un hilo que sujeta el postizo y el pelo se va sacando por encima en forma de mechones, haciéndolo invisible. Son también muy sencillas y rápidas de quitar y puedes utilizarlas tantas veces como quieras.

Pros: Tardas en colocártelas lo mismo que tardas en ponerte una banda en el pelo. 10 segundos. Y en quitártelas 2 segundos.

Contras: Al ser extensiones de quita y pon, el resultado al mezclar con tu propio pelo no es tan natural como otros sistemas pero ganas mucho en libertad.

Extensiones fijas

Tipos de extensiones fijas permanentes

Las extensiones permanentes son sistemas de extensiones que aunque también son reutilizables, una vez que te las colocas son de larga duración, generalmente dos o tres meses. Pasado este tiempo necesitarás volver a subirlas o retocarlas porque tu propio pelo crece. Los distintos tipos de extensiones permanentes son: adhesivas, de cortina cosida, de queratina o de grapas:

Extensiones adhesivas

Este es el ultimo método, lo más innovador en extensiones. Son un método para fijar extensiones en forma de piezas de unos 4 cm que vienen equipadas con una tira de adhesivo en su parte superior. Se colocan fijando el adhesivo entre tus propias capas de cabello. Duran hasta tres meses, pero hay que retocarlas de vez en cuando a medida que tu pelo vaya creciendo para que siempre estén estupendas.

Pros: Una de las ventajas a destacar es que son muy cómodas de llevar. Se pueden reutilizar hasta 3 veces lo cual te puede dar una duración de 1 año aproximadamente.

Contras: Si no se realiza una correcta colocación es posible que algunos mechones se desprendan con los lavados. Pero si tienes un repuesto de adhesivo podrás volver a colocarlas.

Extensiones de cortina cosida

El sistema de cortina es el tipo de extensiones de cabello más usado, se trata una cortina de cabello compuesta de mechones unidos en su parte superior que caen sueltos de forma natural, formando una cortina continua. Este tipo de extensiones de pelo pueden estar cosidas a mano o a máquina con un tejido finísimo que las hace invisibles; son de longitudes variables y se pueden cortar para adaptarlas.

Pros: Sistema muy flexible y versátil. Reutilizable.

Contras: No son tan indetectables como otros sistemas.

Extensiones de queratina

Las extensiones con queratina (o keratina) son un sistema de extensiones que utiliza mechones separados que llevan una pestaña de queratina en forma de U; esta pestaña se fija mediante calor a nuestro propio pelo, a unos 2 cm de la raíz. Resulta indetectable, ya que se hace mecha a mecha y es un sistema de gran flexibilidad, por lo que resulta especialmente indicado para chicas a las que les gusta cambiar de peinado.

Pros: De este sistema destacamos la ventaja de que es una unión perfecta y no se nota.

Contras: La desventaja es que para que queden perfectas posiblemente necesitarás la ayuda de un profesional.

Extensiones de grapas

Otro sistema son las extensiones con grapas. Es una técnica que coloca las extensiones en frío, sin pegamento, solo mediante unas anillas de aluminio que se aplastan con unos alicates permitiendo presionar y hacer la unión entre el propio pelo y la mecha de pelo. Estas grapas fijan las extensiones a tu propio cabello mediante presión no mediante calor, ni pegamentos ni nudos. Para quitarlas solo hay que repetir el proceso a la inversa.

Pros: La gran ventaja de este sistema es que es un método super limpio y duradero.

Contras: La desventaja es que es ligeramente incómodo los primeros 2 o 3 días pero enseguida te acostumbrarás y dejará de ser molesto.

 

 

GuardarGuardar

1

Deja un comentario