5 errores que no debes tener al vestirte

Hay mujeres que siempre se destacan por sus looks impecables y con mucho estilo. El secreto de ello muchas veces es que evitan algunos lineamientos básicos y poseen honestidad para consigo mismas; pues con el paso del tiempo, una vez que detectaron qué funcionaba en sus cuerpos, qué no y qué tendencias llevaban sólo porque gustaban a gran parte de la población –y no a ellas–, su vidas y sus armarios cambiaron a todos los niveles y lograron llevar ese estilo que tanto admiramos.

Este autoconocimiento requiere de tiempo y por lo tanto, de mucha paciencia. Así que tenemos un problema, pues si hay un defecto que padece mayor parte de la sociedad es precisamente la impaciencia. ¿Qué hacemos entonces?

Pues aprender de las que ya han aprendido, de las que ya han llevado muchas tendencias, de las que ya han hecho unas cuantas limpiezas de armario y han cometido algún que otro “atentado” en materia de moda. De ellas aprendimos cuales son los 5 errores que jamas comenten las mujeres que visten bien.

Recurrir una y otra vez a prendas incómodas

¿Cuántas prendas tienes en tu armario que no te permiten moverte con libertad o con las que, directamente, no puedes sentarte? Lleves lo que llevas, has de sentirte cómoda. Ésta es una de las claves para que todos tus looks parezcan tu segunda piel y por lo tanto, sean inimitables, ya que como te sientas es lo que vas a transmitir.

Incluir más de una tendencia en el mismo look

Importante: esos looks que atesoran todas las tendencias del momento y que tanto adoran ciertas influencers no son ni perdurables, ni imitables, ni elegantes. La idea es mezclar prendas básicas con otras que son más de temporada, todo es cuestión de equilibrio.

Llevar prendas demasiado grandes

Las prendas oversize son sin duda las favoritas de la mayoría de las mujeres más elegantes del planeta, pues cumplen una interesante doble función: disimulan y estilizan (ojo, no en todos los casos). Pero en el caso de los abrigos hay que tener cuidado, pues se trata de una prenda en la que importa (y mucho) llevar la talla exacta y por lo tanto, lucir un modelo demasiado grande, ni estiliza ni disimula nada.

Llevar prendas demasiado pequeñas

Que una prenda te quede ligeramente grande puede incluso resultar favorecedor –tal y como apuntábamos en líneas anteriores–, pero si te queda pequeña, no hay escapatoria: el desastre está asegurado. Y por cierto, una cosa es llevar algo en formato skinny y otra, no poder respirar ni sentarte con la prenda en cuestión. Insistimos: la comodidad importa y es esencial para hallar tu propio estilo y vestir “bien”.

Atreverte con tendencias arriesgadas cuando NO estás segura

En caso de no estar muy segura con lo que vas a usar, lo mejor es renunciar, porque si no se acierta, el resultado puede ser desastroso.

¡Bono!

Llevar jeans que no se ajustan perfectamente a tu figura

Tener un pantalón que te quede ESPECTACULAR, es imprescindible porque suceda lo que suceda, siempre puedes recurrir a él. Sabemos que es difícil, pero no sucumbas a modelos que te hagan “bolsa” en la parte inferior del trasero ni a aquellos que no te permitan sentarte con comodidad. Tu jeans ideal existe, sólo tienes que seguir buscando.

 

GuardarGuardar

0

Deja un comentario